Japón necesita un panda

Advertisement

Japón necesita un panda

Un tesoro amado del zoológico de Ueno en Tokio murió ayer. Ling Ling, el panda que se convirtió en un embajador de buena voluntad de todo tipo, y un viajero del mundo en busca de un compañero tenían insuficiencia cardíaca. En años humanos, Ling Ling era 70. En años panda, 22.

Ahora el zoo es sin panda, y Ling Ling fue sin descendencia. Fue trasladado a México tres veces para darle la oportunidad de procrear. También pasó pasó algún tiempo en el Zoológico Nacional en Washington, DC de acuerdo con este artículo de la revista Smithsonian, que encontré. Lo más importante, él era parte del acuerdo de paz con China en 1972. La gente en Tokio se rompen a lo largo de la noticia y están dejando flores y notas en la jaula de Ling Ling.

El zoológico de Ueno espera obtener pandas en préstamo por lo menos. Por desgracia, no es que hay muchos pandas para ir de sólo alrededor de 1.600 de ellos viven fuera de los zoológicos. Su ambiente nativo es en China en Sichuan y Shaanxi. [Ver artículo de AP]

Devra G. Kleiman, el autor del artículo Smithsonian, pasó mucho tiempo estudiando pandas, tanto en la naturaleza y en los parques zoológicos, y proporciona una descripción detallada de sus hábitos y hábitat, incluyendo hábitos de apareamiento que puede explicar por qué Ling Ling nunca tuvo suerte enamorado de pandas. En las personas que aman, bateó pagar suciedad.